CONSULTAS SOBRE EL CTE

CONSULTA

El objeto de la consulta es clarificar la exigencia del grado de resbaladicidad de las duchas y bañeras habituales.

En la tabla 1.2 “Clase exigible a los suelos en función de su localización” se establece que para las zonas exteriores, piscinas y duchas la clase del suelo debe de ser 3. ¿Es exigible esta clase a las duchas situadas en baños de uso privativo de las habitaciones de un establecimiento residencial público? P.e. una ducha o bañera de una habitación de hotel, residencia, albergue…

Respuesta
Las condiciones de resbaladicidad de SUA 1-1 son exigibles a los suelos. Las placas de ducha y las bañeras, cualquiera que sea su situación, no son “suelo” a dichos efectos. Conforme a la tabla 1.2, el suelo del recinto en el que se encuentren (vestuario, baño, aseo) debe ser de clase 3 o 2 según su pendiente exceda o no al 6%, respectivamente, y los suelos no diferenciados de zonas de duchas que carezcan de placa deben ser clase 3 en todo caso.

A este respecto, y aunque el DB SU no lo exija, lo lógico es que los platos de ducha y bañeras también se fabriquen teniendo en cuenta la anterior condición. De hecho hay muchos platos que lo consideran y que incluso lo tiene ensayado, aunque sea con la norma DIN 51097, con el ensayo de rampa con pies descalzos.

En relación con esto, próximamente este Ministerio publicará un DA (Documento de Apoyo) que incluirá una lista de suelos seguros entre los que figurarán los que sean de clase B según la DIN 51097, para zonas con pies descalzos, como las duchas:

237b