El Consejo General de Colegios Oficiales de Ingenieros Industriales (CGCOII), organismo de derecho público formado por 21 colegios y que, en exclusiva, representa institucionalmente y ante la Administración pública la profesión de ingeniero industrial, considera que es un valor añadido su participación y colaboración activa con el Gobierno de España en su estrategia, conformada por dos puntos fundamentales: el ‘Marco Estratégico’ y el ‘Pacto de Estado por la Industria’.

El 99,87%, lo que equivale a 3.274.924 unidades productivas, está constituido por pequeñas y medianas empresas (pymes), según datos de marzo del 2018 del Ministerio de Economía, Industria y Competitividad.

Aunque esta cantidad de compañías es positiva para la economía española, ya que las pymes son determinantes en el encadenamiento de la actividad económica y la generación de empleo, también dificulta la aproximación y adaptación a los retos derivados de la transformación digital y la Industria 4.0. Esta dota a las empresas de medios nuevos para mejorar la productividad.

Sin embargo, las nuevas herramientas y mecanismos no son fáciles de implantar debido a que muchos procesos están fuertemente arraigados, por lo que el principal obstáculo para la implantación de la Industria 4.0 es la adaptación de los sistemas a las plantas existentes para optimizar el sistema industrial actual e introducir novedades que permitan incrementar la eficiencia y productividad de las empresas.

Por tanto, el tamaño de las empresas, los problemas de economía de escala, la necesidad de contar con talento digital, falta de acceso a financiación, capacidad limitada de innovación, dificultades de exportación y otros muchos factores hacen que sea difícil afrontar los retos de las transformaciones de nuestro tiempo.

TRES EJES DE ACTUACIÓN BÁSICOS

¿Qué sector industrial tenemos y cuál queremos tener en 2025? Esta es la pregunta que debemos hacernos ante esta realidad, donde los ingenieros industriales iniciamos, para el periodo 2020-2025, esta reflexión a partir de tres ejes de actuación básicos:

-Crear un importante tejido industrial a través de una INDUSTRIALIZACIÓN con clara apuesta por el fortalecimiento y el crecimiento de las empresas industriales a través fundamentalmente de su transformación digital y del aumento de su presencia en los mercados globales.

-Promover el EMPRENDIMIENTO de empresas de nueva creación, ligado a la innovación, desarrollando empresas industriales de base tecnológica.

Del mismo modo, también resulta necesario fomentar el INTRAEMPRENDIMIENTO en las empresas buscando la innovación en la estrategia de producto o servicio, el lanzamiento de nuevas unidades de negocio o gama de productos, el desarrollo de nuevos productos o nuevos atributos en los mismos con el fin de mantener la empresa española lo más competitiva posible en los mercados globales.

CONSOLIDAR sectores industriales en los que ya existe un potente mercado interior, como son el sector de la industria de la alimentación; el sector de la producción, transporte y distribución de energía eléctrica; el sector de la fabricación de vehículos de motor, remolques y semirremolques o el sector de la industria química, que aglutinan el 46,9% de la cifra de negocios de la Industria, según los datos arrojados por el informe del Instituto Nacional de Estadística (INE) de ‘España en cifras 2018’.

 

industria-02-696x656

 

SEGUIR LEYENDO

Compartir en redes sociales