La crisis sanitaria ocasionada por el coronavirus COVID-19 (SARS-Cov-2) ha provocado un aumento exponencial de la demanda de gases de efecto no hospitalario, principalmente oxígeno medicinal. Este fármaco es crítico, por lo que se considera fundamental encontrar la forma de maximizar la capacidad de suministrar oxígeno a pacientes que lo requieran.

Puede acceder al protocolo desde ESTE ENLACE.

El Área de Ingeniería de Vithas Sanidad, en comunicación directa con el Área de Ingeniería del Hospital Universitario Ramón y Cajal y con el soporte de expertos de la Comisión de Ingeniería Médica y Sanitaria del Colegio y Asociación de Ingenieros Industriales de Madrid, ha diseñado un prototipo funcional que, al incorporarse a la toma de oxígeno, permite duplicar la capacidad de caudalímetros sin necesidad de acometer obras de adecuación ni depender de stock. El dispositivo se ha probado con éxito en condiciones de laboratorio y puede implementarse en cualquier área o sala que disponga de una toma de gases medicinales, principalmente en las de hospitalización y urgencias.

Compartir en redes sociales