LA INFORMACIÓN.- 26 DE MAYO DE 2022.- Moncloa ha dado luz verde esta misma semana al Perte Chip que, finalmente, supondrá 12.250 millones de euros de inversión pública hasta 2027, la mayor a un proyecto estratégico del Plan de Recuperación

El Consejo de Ministros ha dado luz verde esta misma semana al Perte Chip que, finalmente, supondrá 12.250 millones de euros de inversión pública hasta 2027, la mayor cantidad destinada a uno de los proyectos estratégicos del Plan de Recuperación. El Gobierno pretende convertir a España en un referente en materia de semiconductores, componentes clave para la industria mundial cuya escasez ha venido torpedeando a la economía mundial desde el inicio de la pandemia.

Gigantes del sector como Intel, la taiwanesa TSMC (líder mundial) o la surcoreana Samsung han hecho público en alguna ocasión su interés por venir a Europa. Barcelona albergará, de hecho, la sede de un laboratorio de diseño de microchips de la multinacional estadounidense… El Ejecutivo español ha explicado que el acuerdo con Intel es básico dentro de las políticas europeas que pretenden alcanzar una cuota del 20% de la producción mundial de semiconductores. Pero ¿Qué está en manos de España y qué no para ser un referente de los chips? Es la pregunta que trasladamos a César Franco, Decano del Colegio de Ingenieros Industriales de Madrid y consultor de Estrategia y Transformación Digital.

Nuestro país cuenta con la ventaja de albergar a quienes podrían ser importantes clientes para los fabricantes de semiconductores en caso de que decidieran construir nuevas plantas en nuestro país-los cuatro productores nacionales con los que ya contamos están enfocados en el diseño-. En España se encuentra la segunda industria de componentes para el automóvil más grande de toda Europa y la cuarta a nivel mundial, y la aeronáutica o la de los electrodomésticos también juegan un papel relevante en términos económicos.

Compartir en redes sociales