El decano del COIICV reflexiona sobre la Industria 4.0

Levante EMV – 24 de febrero de 2019.- Vivimos unos tiempos en los que la digitalización de nuestra economía ya no es una prioridad, sino una obligación, una necesidad imperiosa que afecta a todos los sectores y unidades productivas y que, a su vez, crea oportunidades de empleo de calidad en sectores técnicos debido a la especial formación en el área tecnológica que requiere una adecuada transformación digital.

Esta tendencia positiva no debe chocar de frente con la realidad formativa, la cual debe enfocarse hacia una realidad social y empresarial que nos proyecta hacia un 2020 en el que, se prevé, habrá cerca de 900.000 puestos de trabajo por cubrir en áreas tecnológicas. Se trata de empleos que requieren de una cualificación adaptada a las necesidades de digitalización de las empresas, basados en el conocimiento y en la capacitación profesional y concentrados en áreas como la ingeniería, la informática, las matemáticas y la física.

Puestos de trabajo donde se precisarán nuevas habilidades y competencias, como el análisis de datos, otro gran reto al que nos enfrentamos en esta era de la transformación digital. Y es hacia esta necesidad de información y divulgación de oportunidad –en este mundo global donde el 50% de la población tiene acceso a un internet que se abre a empresas, trabajadores autónomos y emprendedores–, hacia donde el Colegio Oficial de Ingenieros Industriales de la Comunitat Valenciana (COIICV) ha dirigido sus acciones de difusión de las posibilidades tecnológicas y operativas de la digitalización que se van a acometer en una de las 27 oficinas de transformación digital – OTD- puestas en marcha por el Ministerio de Economía y Empresa a través de la entidad pública Red.es.

Otro de los objetivos de la OTD del COIICV es fortalecer el ecosistema de soporte a la PYME en materia tecnológica, ofreciendo servicios de dinamización y apoyo en sus procesos de transformación digital y resolución de consultas sobre metodologías TIC. Actuaciones financiadas con cargo a Fondos Europeos de Desarrollo Regional (FEDER) 2014-2020, que se acometerán en las tres sedes del COIICV, ubicadas en Alicante, Castellón y Valencia, para dar respuesta a las consultas sobre metodologías TIC para la gestión empresarial y de procesos productivos. Este conjunto de acciones, eventos y actividades se prolongarán durante todo 2019 y buscan acelerar la incorporación en la economía digital del tejido productivo y empresarial valenciano, en particular, de las pymes, los trabajadores autónomos y los emprendedores que estén interesados en emplear las TIC en sus negocios, fomentando así todo proceso de emprendimiento dentro de la Comunitat Valenciana en esta materia. Debemos ser conscientes de que la tecnología disruptiva da respuesta a una sociedad con una demanda heterogénea que, con el in de ser competitiva, reclama calidad, rapidez y eficiencia en la gestión, convirtiéndonos, los clientes digitales, en articuladores del cambio y del progreso.

La transformación digital y la Industria 4.0 ya están aquí y han llegado para quedarse. Una nueva realidad basada en soluciones tecnológicas donde cada vez más empresas y emprendedores deben emplear herramientas tecnológicas no solo para optimizar la eficiencia de los procesos y el ajuste de costes y recursos como el espacio físico dedicado a almacenes e infraestructuras, sino también para mejorar los cauces de comunicación ágil, flexible e instantánea con sus proveedores, lo que permite dar respuesta, en base a productos, a las demandas y necesidades inmediatas de los clientes digitales.

Para ello se necesitan entornos flexibles, bajo preceptos de gestión, control, medición y comparación de parámetros de procesos y de ciclos de producto, que permitan planear estrategias empresariales para anticiparse a las necesidades del cliente digital, ofreciéndole y haciéndole llegar, en el menor tiempo de gestión logística, el producto o servicio demandado.

El éxito para asumir este reto requiere gestionar las oportunidades en base al conocimiento del entorno al que la transformación digital nos aboca, sin tener miedo a la incertidumbre y buscando la adaptación de procesos a las demandas de unos clientes cada vez más exigentes con relación a sus necesidades inmediatas. Todos, profesionales y empresas, necesitaremos de una reconversión al medio que nos permita conocer arquitecturas, software y hardware de sustentación de este proceso de transformación digital que debemos emprender. La transformación digital es un tren en marcha al que nos debemos incorporar.

Salvador Puigdengolas, Decano del Colegio Oficial de Ingenieros Industriales de la Comunidad Valenciana

 

Compartir en redes sociales