El decano del Colegio augura que mucha industria tradicional desaparecerá si no se transforma

BARCELONA, 6 Jun. (EUROPA PRESS) – El decano del Col·legi Oficial d’Enginyers Industrials de Catalunya, Josep Canós, ha defendido este sábado potenciar alianzas y fusiones de empresas mediante rebajas fiscales, para evitar el cierre de compañías debido a la pandemia de coronavirus.

En una entrevista de Europa Press, ha apostado por potenciar las oficinas de la administración dedicadas a impulsar estas alianzas, porque ve necesario que las pequeñas empresas catalanas ganen tamaño. “Si se ve tan clara la necesidad de ganar tamaño y de no dejar caer a empresas, y de absorber unas empresas por otras, pues eso es a base de oportunidad, conocimiento, negociación y también incentivación fiscal”, ha razonado.

Sin embargo, afirma que ganar tamaño cuesta mucho, porque el carácter de empresa familiar, “que muchas veces tiene la empresa catalana”, hace que estas compañías prefieran ir solas y tomar sus propias decisiones. “Esto es una carencia: deberíamos saber pasar de esta pequeña empresa a medianas. Es importante porque nos daría otro potencial. Otra cosa es la capacidad que tenemos de buscar inversión, porque, de alguna manera, el mercado de capital está, pero a veces no estamos tan acostumbrados a ir a buscar este capital necesario”, ha añadido.

TRANSFORMACIÓN DE LA INDUSTRIA

Canós ha advertido de que, si la crisis agrava el intento de transformación de la industria catalana y ésta consecuentemente deja de ser competitiva, la crisis ya no será por la pandemia, sino que habrá una “crisis económica de país”.

También considera que la industria catalana ha tenido “cierto éxito” hasta ahora combinando innovación e internacionalización, porque ha desembocado en una industria diversificada y con un buen nivel de exportación, pero debe hacer la transformación digital y luego incorporar el vector sostenibilidad.

“Con estos cuatro vectores –innovación, internacionalización, digitalización y sostenibilidad– sí podemos mantener una industria competitiva, y esto es independiente de si viene esta crisis u otra. Es un tema de mantener la empresa y la industria competitiva respecto a un mundo global; diferente, pero global”, ha valorado.

Preguntado por el Pacte Nacional per a la Indústria (PNI), Canós ha respondido que finaliza en 2020: debe revisarse para determinar qué ha quedado más obsoleto y qué se debe acelerar; y ha situado como gran tema de futuro el cómo la industria 4.0 se adapta y transforma a la industria tradicional.

“La industria tradicional, o adopta estos modelos que son a veces modelos transformadores de negocio, o realmente lo pasará mal, y en muchos casos desaparecerá. Ésta es una de las prioridades. Es uno de los temas fundamentales que tenemos que ser capaces de llevar a cabo”, ha avisado.

 

 

Compartir en redes sociales