16/11/2020 – Valencia Plaza – No estamos en una época de cambio, nos encontramos sumergidos en un cambio de época al que debemos adaptarnos para no perder el tren de la digitalización, siendo capaces de trabajar en remoto y adaptarnos,  rápida y eficazmente, al nuevo entorno digital que nos está transformando como sociedad.

Algo que nos ha sido provocado por el SARS-CoV-2 ha sido el abocarnos a ese vértigo de necesidad de nuestra sociedad, nuestra economía y nuestras empresas y profesionales de utilizar la tecnología y transformar, digitalmente, los procesos y gestión con el fin de ser eficientes y competitivos en la nueva era digital sin cesar la actividad. Pandemia que ha provocado que el aterrizaje si bien ha sido forzoso no es menos cierto que ha derivado en una sensibilización de la necesidad de procesos seguros, fiables, eficientes y sostenibles que ya estaban en los pensamientos de las industrias de nuestra Comunitat Valencia.

Crisis pandémica que nos está enseñando, a medida que va pasando el tiempo, que no es “temporal”, con fecha de inicio y fin, sino que estamos ante una nueva realidad con retos y desafíos totalmente diferentes. Una nueva realidad que ya está aquí y ha venido para quedarse, y a la que hay que hacer frente con tecnología que nos permita una adecuada transformación digital.

Y digo bien: transformación digital que no digitalización, puesto que este último término alude a convertir lo tradicional en digital, con mismos procesos pero más rápidos. Por el contrario, la transformación digital nos pone el foco en la adaptación a las necesidades del usuario y del cliente en la nueva era digital, implicando, en un primer paso, transformarse y, en un segundo paso, adaptarse al nuevo entorno actual. Como ejemplo, indicar que una empresa, para darnos crédito, nos pida las tres últimas nóminas que se nos ingresan mensualmente en una cuenta bancaria es digitalizarse, pero no es una transformación digital.

La transformación digital de procesos y la gestión es clave para que sociedad, empresas y profesionales se adapten al actual momento con una tecnología ya existente y que ya se utiliza. Tecnologías exponenciales como el Big Data, 3D, Inteligencia Artificial (IA), Internet of Things (IoT), Mobile & Internet, Robótica 4.0 o Blockchain ya se emplean para gestionar una compañía Data Driven y Automatizada.

Tecnologías que permiten la existencia de empresas y sociedades con mayor eficiencia en la gestión, mayor capacidad productiva y mejora de procesos para ofrecer mejor relación calidad-precio al usuario o administrado, mayor securización de las personas en el entorno laboral y mejora de la sostenibilidad.

Lo que ha provocado esta pandemia, claramente, ha sido acelerar los cambios que caracterizan a la nueva era digital. La mayoría de las compañías ya son sensibles a esa transformación digital que producirá una mayor eficiencia y sostenibilidad en la gestión de los recursos. Ahora es el momento de ser capaces de concienciarnos socialmente, puesto que ya hay sectores que son ejemplo de transformación digital (como el sector hospitalario, hogares, edificios, centros de datos, infraestructuras e industria) y que dan los mejores servicios y gestionan los recursos al menor coste económico, energético y dentro de parámetros de sostenibilidad ambiental.

Algo que, desde hace varios años y desde el Colegio Oficial de Ingenieros Industriales de la Comunitat Valenciana (COIICV), ya estábamos trabajando, inmersos en numerosos proyectos que han ayudado a compañías, industrias, profesionales y sociedad en el camino hacia la transformación digital como paso clave para esta mejora competitiva, porque otra de las características de nuestro tejido empresarial es que está formado por medianas y pequeñas empresas que les obliga a trabajar en ecosistemas para complementar capacidades que tardarían mucho tiempo en adquirir como propias por la evolución y velocidad de la tecnología.

Por ello, frente a la covid-19 más transformación digital, con mayor grado de implantación pero con mucha colaboración entre profesionales, empresas y administración para afrontar, como sociedad, los retos de esta nueva era digital.

Salvador Puigdengolas es decano del Colegio Oficial de Ingenieros Industriales de la Comunitat Valenciana (COIICV)

Compartir en redes sociales