Descargar Artículo

La Nueva España.- 12 de mayo de 2018 – El Colegio de Ingenieros Industriales apuesta firmemente por ayudar a las empresas en la implantación de la Industria 4.0 aplicando un programa específico de capacitación

La cuarta revolución industrial, asociada a la denominada Industria 4.0, plantea una transformación profunda a las empresas y a la sociedad, lo que requiere una rápida adaptación coherente con la creciente digitalización. Los expertos advierten de que el cambio que supone introducir tecnologías de conexiones, redes, sensores o sistemas de información en los procesos productivos se está produciendo de forma acelerada, y de que la adopción de las nuevas tecnologías favorece la competitividad, de forma más acusada en la pyme, cuyo nivel de madurez digital se evalúa en 2,5/10.

Por ello, es necesario aprovechar al máximo la sinergia de los diferentes actores intervinientes en esta transformación: las empresas, la Administración, los colegios profesionales, la Universidad, la Escuela Politécnica de Ingeniería de Gijón, los centros tecnológicos y los habilitadores y facilitadores, desarrollando actuaciones –por otra parte en muchos casos ya en marcha– que aúnen la intensidad necesaria con el logro de los objetivos que plantea dicha transformación.

Para acometer este cambio tan transcendente en cualquier organización es necesario:

  • Generar la necesidad de establecer una estrategia empresarial.
  • Desarrollar competencias digitales en directivos y en trabajadores.
  • Aplicar tecnologías habilitadoras.
  • Conseguir apoyos financieros.

El Colegio de Ingenieros Industriales pretende asumir un protagonismo relevante en el fomento de las competencias digitales y el desarrollo de tecnologías habilitadoras. Fundamentalmente, por el estrecho vínculo que nuestra profesión mantiene históricamente con el tejido empresarial y por el papel que ha desempeñado en la aplicación de los avances tecnoló- gicos en la industria en general, favoreciendo siempre la optimización de los procesos y la competitividad.

Los nuevos retos asociados precisamente a la aplicación y utilización de las tecnologías de operación y productos requieren de profesionales con conocimientos generalistas y multidisciplinares amplios, sin duda requisitos que caracterizan y distinguen a los profesionales de la ingeniería industrial; aspectos clave, por otra parte, para abordar la transformación necesaria hacia la Industria 4.0, dado que ésta se basa en la integración de tecnologías de vanguardia que deben contemplarse globalmente.

Es evidente que la transformación digital es un reto tecnológico de primera magnitud. Para enfrentarlo de forma solvente y profesional, el Colegio ha establecido un eje de acción estratégico con el foco, por un lado, en la capacitación y mejora de competencias asociadas a las tecnologías de la Industria 4.0, aprovechando los habilitadores disponibles y la propia colaboración con empresas avanzadas en la aplicación de dichas tecnologías y, por otro, brindando la colaboración con el resto de actores de esta transformación.

Su pretensión es promover dichas actuaciones en los próximos meses, asumiendo el papel que pueden desempeñar por la flexibilidad y conocimiento transversal de la profesión.

Este plan converge también con la decisión del Colegio de participar en la Agenda Digital para España, según la resolución del pasado 6 de noviembre de 2017, en la que explícitamente se convoca a los colegios profesionales a intervenir en el desarrollo de la transformación digital de las pymes.

En definitiva, a través de los mecanismos citados, el Colegio de Ingenieros Industriales del Principado de Asturias desea evidenciar su compromiso con el tejido empresarial de la región, favoreciendo la innovación tecnológica y la competitividad de las empresas, y a la vez el desarrollo económico de la sociedad, entendiendo que la “nueva industria” es uno de los factores indiscutibles para lograrlo y mantener la deseada sostenibilidad futura por su impacto en la productividad, el valor añadido, la internacionalización o el empleo.