Excmo. Ministro de Fomento. Sr. D. Iñigo de la Serna Hernáiz
Excmo. Ministro de Energía, Turismo y Agenda Digital. Sr. D. Álvaro Nadal Belda 

Expansión, 8 de junio de 2017– En nombre de 100.000 Ingenieros Industriales queremos recordarles la preocupación y las urgencias que nos afectan y que paralizan, en el ámbito que nos compete, no sólo nuestra actividad profesional sino también la modernización de la economía y sociedad española. Somos una de las más antiguas, afianzadas y reconocidas profesiones que desde hace más de ciento cincuenta años hemos contribuido a esa modernización y desarrollo. Y nos encontramos limitados, e incluso paralizados, por la falta de decretos y normas que esperamos desde hace demasiado tiempo.

Acaban de convocarse ayudas para la Rehabilitación de Viviendas, una imprescindible necesidad habida cuenta del estado y situación del parque inmobiliario. A estos efectos y desde el año 2013 en que se aprobó y publicó la Ley de Rehabilitación esperamos una Orden Ministerial conjunta de los Ministerios de Fomento y de Industria, Energía y Turismo de entonces (hoy Energía, Turismo y Agenda Digital), que “determine las cualificaciones requeridas para suscribir los Informes de Evaluación….a (cuyos) efectos se tendrá en cuenta la titulación, la formación, la experiencia y la complejidad del proceso de evaluación” (Disposición final decimoctava de la Ley 8/2013 de Rehabilitación, Regeneración y Renovación urbanas). Años igualmente llevan las Direcciones Generales correspondientes recibiendo tanto de la Unión Europea como de Comisiones implicadas (la Comisión Nacional de Mercados y Competencia sobre todo) recomendaciones para aclarar las limitaciones a la Libre Competencia, a la Reserva de Actividad y a la Unidad de Mercado, ámbitos todos que nos competen. Sin éxito hasta ahora.

En la realidad vivimos situaciones entre lo irracional y el ridículo. Un ingeniero industrial puede proyectar la más eficiente fábrica de vanguardia o ser el responsable de una instalación digitalizada y 4.0 pero no puede firmar el proyecto de una escuela, de un edificio administrativo o un Informe de Evaluación de un edificio cualquiera. Excelentísimos Señores Ministros: lo más importante de un edificio no suele verse, está “dentro”, es la vida de las personas que habitan y de las instalaciones que les hacen la vida posible: electricidad, gas, domótica, seguridad…etc., elementos que tienen que ver con peligros como incendios, explosiones, desprendimientos, electrocuciones o similares. Un edificio es diseño, pero es sobre todo ejecución, gestión, organización, explotación y funciona- miento. Un sistema vital que precisa de una cualificación suficiente para ser gestionado. Claro que técnicos en electricidad o en antenas pueden reparar una avería concreta, pero es el sistema en su conjunto quien hace posible y factible la seguridad y el bienestar de los vecinos. Y es también claro que para gestionar y responsabilizarse de ese “ecosistema” vital no es suficiente ser un especialista mecánico, sino que se exige una cualificación sólida, lo suficientemente generalista para ser capaz de gestionar la complejidad y un nivel de preparación como la que es propia de los ingenieros industriales. En un mundo como el actual, los sistemas son multidisciplinares y los correspondientes equipos responsables tienen que ser liderados por profesionales capacitados para ello. El trabajo es colaborativo. Así se funciona en los países más avanzados del mundo, es a lo que debemos aspirar y nuestra Legislación no puede suponer un freno para ello.

Ofrecemos nuestra total colaboración para actualizar normativas sobre Evaluación de Edificios, que es el motivo de esta carta, pero también sobre Servicios Profesionales, sobre Reserva de Actividad, sobre Libre Competencia en el desarrollo de esos servicios o sobre Unidad de Mercado.

Nosotros no les pedimos espacios propios ni competencias en exclusiva. Queremos libre competencia pero también cualificación profesional. Confiamos y estamos seguros de que nuestra capacitación es necesaria para situar a nuestra sociedad y economía en la frontera de la Innovación y en todo lo que tiene que ver con la Industria actual, del 4.0, digital o cómo queramos definirla. Queremos el progreso social en diálogo con todos. Ofrecemos nuestra cualificación, reconocida y demostrada durante generaciones.

Miguel Iriberri Vega

Presidente del Consejo General de Colegios Oficiales de Ingenieros Industriales

Compartir en redes sociales