El Consejo General de Colegios Oficiales de Ingenieros Industriales es el organismo rector que agrupa a más de 40.000 profesionales colegiados de toda España y representa a unos 100.000 ingenieros industriales. Igualmente representa a los 21 Colegios Oficiales que conviven en el territorio español. Más del 50 por ciento de los ingenieros españoles son industriales.

Durante el siglo XIX se produjo una necesidad imperante por fomentar y desarrollar la industrialización de la sociedad y, el estudio de la Ingeniería industrial, se constituyó en uno de los pilares lógicos de esa evolución. En 1889 se decide fundar la Asociación Nacional de Ingenieros Industriales (ANII). Su Junta Coordinadora se encargó de reunir los medios, esfuerzos y recursos para alcanzar la acción común de las diversas Agrupaciones Territoriales. Después de sesenta años, en 1949, se hizo público el Decreto Fundacional de los Colegios Oficiales de los Ingenieros Industriales. Con este nombramiento los ingenieros industriales ganaron la consideración de corporación de derecho público y se comenzó a exigir la colegiación obligatoria para el ejercicio de la profesión.

Como respuesta a las necesidades y a las transformaciones socioeconómicas, el nueve de abril de 1949 el Gobierno autorizó la constitución de los Colegios de Ingenieros Industriales mediante un Decreto del Ministerio de Industria y Comercio. Habían pasado 90 años desde la creación de las primeras cuatro escuelas de ingeniería en 1859 ubicadas en Barcelona, Sevilla, Vergara y Madrid, a esta última se le otorgó un nivel superior junto con la denominación de “Real Instituto Industrial”. Sin embargo, hasta 1957 no consiguieron la categoría de “Escuelas superiores”.

El Consejo General es una corporación de derecho público con personalidad jurídica propia. Su finalidad es tutelar de manera correcta el ejercicio de su profesión, haciendo de él un servicio al ciudadano mediante la garantía de sus derechos.

Se puede decir que, entre la multitud de tareas que desempeña, el Consejo General tiene tres funciones básicas que lo identifican. La primera es informar de los Proyectos de Ley o disposiciones -de cualquier rango- que se tenga que ver de manera directa con las funciones profesionales de los ingenieros. La segunda es establecer los criterios para la ordenación de la profesión y la tercera es la coordinación de toda la información que se produce en los Colegios.

Así, concretadas de manera concisa sus funciones básicas, se pueden determinar también como esenciales algunos de los objetivos que persigue el Consejo General:

  • mantener el liderazgo de los Ingenieros Industriales como uno de los profesionales más capacitados para desarrollar cargos y funciones de diferentes sectores.
  • velar por el correcto ejercicio de la profesión y hacerlo siempre en defensa de los intereses de los ciudadanos.
  • defender el prestigio y la influencia que esta titulación ha tenido a lo largo de la Historia, así como hoy en día.

Y 70 años después, seguimos poniéndonos a disposición de los ingenieros industriales y de la Administración del Estado y poderes públicos, con la misma pasión. Fue una revolución industrial la que motivó nuestro nacimiento, y ahora nos encontramos ante otra revolución industrial en la que los ingenieros industriales estamos posicionados como unos de los principales actores.

 

 

Compartir en redes sociales